Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Biografía’ Category

PALMIRA PLÁ PECHOVIERTO

Palmira Plá Pechovierto nace en Cretas (Teruel) el 31 de marzo de 1914. Hija de Guardia Civil, pasa su niñez en diferentes localidades de la provincia de Teruel, en las cuales estudia los cursos de educación primaria.

Poco antes de cumplir los dos años contrajo Poliomielitis, hecho muy significativo pues según se recoge es sus memorias, esta enfermedad marcó su carácter, su capacidad de sacrificio, su tenacidad y la firme voluntad de hacer realidad sus proyectos, en definitiva su propia vida.

En 1927 se traslada a Teruel para emprender los estudios de magisterio. Posteriormente, en 1932  se acoge al Plan Profesional de magisterio ya en tiempos de la II República (para algunos especialistas el mejor plan de formación de profesorado que ha existido en España) y de la mano de su maestro Rodolfo Tomás y Samper, es introducida en las más novedosas técnicas pedagógicas que la relacionan con la Institución Libre de Enseñanza. Comienza a asistir a la Casa del Pueblo donde enseña a leer y escribir a mujeres que no habían sido escolarizadas. Allí se inicia su relación con la U.G.T, FETE y con el Partido Socialista Obrero Español.

Terminado el Plan Profesional, en 1935 ocupó la plaza de maestra en Rubielos de Mora (Teruel) y posteriormente en un colegio de la capital turolense donde le sorprendió el inicio de la Guerra Civil.

Durante la contienda continuó su trabajo pedagógico en la zona de Aragón correspondiente a la zona republicana, organizando en Caspe las colonias escolares con el fin de preservar a los niños de los horrores de la guerra. Allí conoció a Francisco Ponzán, el que más tarde sería responsable del grupo Ponzán, importante red de evasión durante la II Guerra Mundial.

Una vez terminada la Guerra Civil huyó a Francia y fue internada en el campo de refugiados de Saint-Jean-du-Bruel.

Durante el período de la II Guerra Mundial recorrió diferentes ciudades francesas, París donde contó con la ayuda de una familia judía, Chelles, Chartres donde trabajó de costurera para vestir al ejército y nuevamente París. En esta ciudad, en noviembre de 1946 recién finalizada la guerra, se casó con Adolfo Jimeno Velilla, un socialista  aragonés que había conocido durante la Guerra Civil a la vez que a su hermano, Arsenio Jimeno que más tarde sería un importante dirigente socialista en el exilio de París, tanto del PSOE como de la UGT.

Palmira

Palmira Plá en Chartres

Ante un futuro incierto y con la imposibilidad de retornar a España, junto a su esposo, salieron del puerto de Le Havre con destino a Venezuela viajando en la bodega del “Colomby” un barco hospital repleto de refugiados; en sus bolsillos tenían 50 dólares. En Caracas trabajó en el colegio “Los Caobos”. En pocos años alcanzó un gran prestigio profesional que le indujo a crear más tarde su propio centro educativo y trasladarse a la ciudad de Maracay, fundando el Instituto Escuela “El Calicanto” donde pudo desarrollar como directora todas las enseñanzas pedagógicas que había recibido en la España republicana. Allí consiguió un gran reconocimiento profesional llegando a tener más de 800 alumnos.

Su estilo pedagógico se basó en el de la Institución Libre de Enseñanza. En sus clases del centro educativo se respiraba tolerancia, exigencia académica según aptitudes, se inducía a la responsabilidad. Sin duda, el principio pedagógico más importante para Palmira Plá era formar al niño desde el punto de vista de la responsabilidad, lo que ella llamaba “la responsabilidad inducida” tanto individual como colectiva.

En 1974 debido a una grave enfermedad de su esposo, volvió a España y más tarde en 1977 fue elegida diputada por el Partido Socialista Obrero Español por Castellón en las Cortes Constituyentes. Paralelamente ocupó la plaza de maestra en el colegio público de Valdealgorfa (Teruel).

Durante el tiempo que fue Diputada compaginó su trabajo en el Parlamento con las obligadas visitas semanales a Valdealgorfa, donde había tenido que poner y pagar una maestra sustituta, dado que en aquel momento todavía no existía la posibilidad de acogerse a una excedencia para dedicarse a la representación política. Su actividad parlamentaria la desarrolló siendo vocal de la Comisión de Educación durante un año, de la de presidencia unos meses y un año y dos meses de la Comisión Especial de los problemas de disminuidos físicos y mentales.

Más tarde fue trasladada al colegio Cardenal Cisneros de Almazora (Castellón) cercano a la ciudad de residencia, allí alcanzó la edad de jubilación.

En 1983 fue elegida Concejala del Ayuntamiento de Benicàssim (Castellón) ostentando las Concejalías de Cultura, Educación y Hacienda. A ella se debe la creación de la biblioteca y posteriormente la Casa de Cultura. En 1986 finaliza su andadura política pero no sus ansias de seguir trabajando por la sociedad y por los niños, su auténtica vocación.

Con parte de los fondos de la venta del Instituo-escuela El Calicanto, en 1986 crea la Fundación Adopal aunque oficialmente comienza su actividad en 1988. La Fundación Adopal otorgaba ayudas económicas a centros públicos educativos de las provincias de Teruel, Zaragoza y Castellón.

En 1992 la Fundación es absorbida por la Fundación Universidad Carlos III, dirigida en ese momento por Gregorio Peces-Barba con el fin de dar un giro a las ayudas. Con los fondos que aporta la Fundación Adopal más una importante inversión económica personal, la Fundación Universidad Carlos III desde entonces convoca ayudas dirigidas a estudiantes de la ciudad de Maracay para que desarrollen sus estudios en la Universidad Carlos III de Madrid.

En 2004 publica su obra “Momentos de una vida” y paralelamente crea la Fundación Palmira Plá con la finalidad de ayudar a sectores desfavorecidos, ancianos, niños, etc

En los últimos años de su vida recibió algunos reconocimientos como el Premio del Consejo Escolar de Aragón, Medalla de José de Calasanz y algunas distinciones del gobierno Venezolano.

El 27 de agosto de 2007 a los 93 años de edad fallece en Castellón Palmira Plá. En su testamento determinaba el deseo de que continuara la Fundación Palmira Plá. Dicha herencia se la encomendó a su sobrina, Mari Carmen Borrego Plá, quien preside la Fundación desde 2007. Actualmente, la Fundación Palmira Plá desarrolla una importante actividad dirigida a los niños de la provincia de Teruel a través de ayudas a centros rurales y convocatorias de premios.

Anuncios

Read Full Post »